1

Cómo cocinar al vapor la comida de nuestros hijos

Según alertan los expertos, cada vez hay más niños obesos en el mundo. Y aunque en España seamos de los precursores y máximos defensores de la dieta mediterránea, la obesidad infantil crece y crece cada año. No se trata de un asunto baladí.

Y es que el sobrepeso en los más pequeños es sinónimo en la vida adulta de enfermedades como diabetes, hipotiroidismo, hipercolesterolemia o incluso infartos.

Por eso es tan importante que sigamos las recomendaciones de nuestro pediatra en todo lo relativo a la nutrición y educar a nuestros hijos en una alimentación sana, fomentando el consumo de frutas y verduras evitando otro tipo de alimentos que contengan grasas saturadas, fritos y dulces.

Una de las técnicas que más recomiendan los expertos en nutrición y los pediatras para alimentar a nuestros hijos de la manera más sana, natural y económica es la cocina al vapor. Si entre los adultos, esta manera de cocinar los alimentos se ha puesto muy de moda, en el mundo infantil comienza a ser cada vez más común y, lo que es más importante, recomendable.

Para los más pequeños de la casa, este tipo de cocina tiene bastantes ventajas, como la conservación íntegra del sabor y nutrientes de las materias primas así como la ausencia total de aceites y grasas, se facilita la digestión y se mantienen intactos los antioxidantes de la piel. Además, cuando te toque introducirle la carne roja, ésta se queda muy blanda, facilitando que tu hijo lo digiera más fácilmente.

Como para los adultos, existen diferentes técnicas y herramientas para cocinar la comida de tu bebé al vapor.

–  Una de ellas son los robots de cocina especiales para niños y bebés que fabrican distintas marcas de pequeños electrodomésticos.

–  Ollas. Este tipo de ollas dispone de dos recipientes: uno para el agua y otro para los alimentos. El agua no debe en ningún caso tocar las materias primas.

–  Tamiz. Se trata de un utensilio metálico que puedes adquirir en ferreterías y grandes almacenes y que se sitúa sobre la olla. Su base, como explican en algunos blogs especializados, está perforada para no permitir el paso del calor.

–  Horno de vapor. Es una de las opciones más rápidas limpias, útiles y prácticas. De un tiempo a esta parte, en los hogares se ha comenzado a popularizar este tipo de hornos de vapor debido a su gran cantidad de ventajas que posee. Estos hornos además de ser muy fáciles de usar, cocina hasta un 20% más rápido y conserva hasta un 50% más de las cualidades nutritivas de los alimentos.

–  Colador. Es una de las formas de cocinar más simples. Se trata de colocar los alimentos sobre el colador mientras en el fondo de la cacerola, hierve el agua.

–  Cestas de bambú. Se colocan sobre la olla que desees utilizar. Las hay de distintos diámetros y se pueden conseguir en los bazares chinos.

Anuncios