0

Protégete del sol con nuestros consejos

El sol y sus rayos forman parte de los elementos que más daño causan en nuestra piel. Es por eso que, saber protegerse adecuadamente de ellos y mantener a raya la peligrosidad que poseen resulta primordial a la hora de combatirlos.

En los últimos años se han incrementado los casos de cáncer de piel, pero hay otros problemas, a priori menores, que pueden causar a la larga preocupaciones mucho mayores, como insolaciones o quemaduras.

A continuación exponemos unos cuantos consejos para evitar el sufrimiento que una exposición solar nos puede causar:

TIEMPO Y HORARIO

Evitar las horas centrales del día, justo cuando el sol calienta más y sus rayos están más cerca de nosotros es primordial. Evitar estas franjas horarias, entre las 12 y las 16 horas aproximadamente, y en la medida de lo posible una exposición muy prolongada.
Así mismo, en determinadas circunstancias hay que tener especial cuidado: cuanta mayor altura, la cercanía al sol hace que sus rayos infrinjan una mayor violencia sobre nuestro cuerpo, por lo que el riesgo de quemaduras es mayor. En el agua, por ejemplo, el rayo solar es capaz de penetrar hasta un metro bajo la superficie, por lo que hay que tener especial cuidado.

NIÑOS

Exponer a niños menores de tres años al sol es muy peligroso. Su cuerpo y piel aún no están habituados y no poseen la defensa necesaria para combatir la ferocidad de los rayos, por lo que es aconsejable cubrirles la cabeza con gorros, y utilizar cremas de factor elevado contra el sol. (Más información aquí)

PROTECCION SOLAR

Tan importante como echarse protección solar es saber elegir la correcta para cada tipo de piel, así como su grado de intensidad: hay que elegir uno dependiendo de la edad, zona del cuerpo a aplicar o cantidad y potencia de exposición. La aplicación de estos ungüentos ha de ser de manera generosa, y treinta minutos antes de la exposición completa al sol, y ser renovada después de cada baño y/o cada dos horas como máximo. Sigue leyendo

Anuncios