0

Las ventajas de un seguro de salud si tienes un bebé

La llegada al mundo del bebé viene acompañada con un gran número de novedades no solo relativas a su rutina y cuidados sino también a su salud. Y es que tras las pertinentes pruebas que se realizan en el hospital durante sus primeras horas de vida, hay que tener muy en cuenta las revisiones y visitas al medico que debemos realizar durante los primeros meses de vida.

Se trata de una serie de reconocimientos muy importantes y frecuentes, algo a lo que sin duda nos puede ayudar el hecho de tener contratados un seguro de salud tanto para la madre, que también tendrá que realizarse una serie de revisiones tras dar a luz, como para el bebé.

seguro-salud-niños

Si tienes un bebé, un seguro de salud está lleno de ventajas

Las pruebas que han de realizársele son las siguientes:

  • Test de Apgar. Es el primer examen médico que se le realiza al recién nacido. En un minuto se puede valorar la frecuencia cardiaca y la respiración del bebé, su tono muscular, el color de su piel y la respuesta a los estímulos externos. Esta prueba nos da un resultado de 1 a 10. Una valoración de 7 para arriba indica buenas condiciones
  • Peso, altura y perímetros. Tras el test de Apgar, se pesa y mide al bebé y el perímetro de la cabeza. Para terminar, se le echan unas gotas en los ojos para evitar la conjuntivitis.
  • Tras las primeras 24 horas de vida, el pediatra del hospital visita al recién nacido para revisarle: la fontanela, la simetría de los ojos, boca y clavículas, le ausculta el corazón y pulmones, comprueba que se mueve bien el tórax y revista las caderas.
  • Además, se le pincha el talón y se le analiza la sangre para descartar enfermedades como el hipotiroidismo.
  • En algunas comunidades autónomas, en el mismo hospital se le suministra la primera dosis de la vacuna de la hepatitis B.
  • A partir del cuarto día: La primera visita al centro de salud o al pediatra que hayamos elegido de nuestro cuadro de alguno de nuestros seguros de salud tendrá lugar a partir del cuarto día de su nacimiento y en él se le realizará la segunda prueba del talón.
  • A los 15 días: Cuarto reconocimiento médico. Aunque el objetivo es, también, saber cómo está la madre, se revisan los siguientes aspectos de la salud del bebé: su estado general, su cordón umbilical, su piel y su tono muscular.
  • Al mes: primer contacto con el pediatra. Aunque es posible que ya antes hayamos conocido al que será nuestro pediatra, esta visita es la primera toma de contacto oficial con el especialista. Se le vuelven a tomar las medidas (peso, talla y perímetro), se le vuelve a realizar la exploración física completa, se le mira el fondo del ojo y se le hace una prueba de audición.
  • A los dos meses: las vacunas. Este será el sexto reconocimiento, que está marcado por las vacunas. Además, se le pesará, medirá la longitud y el contorno. Además, se confirma si el niño se desarrolla dentro de los parámetros normales de su edad y se le examina si responde a los estímulos. Además, durante la visita se analizará la información que los padres podamos aportar al pediatra ya que somos nosotros los que observamos día a día a nuestro bebé.

Revisiones y exámenes, sin duda, fundamentales en los tres primeros meses de vida del bebé, quien desde que nace convierte su salud en una de las principales preocupaciones de sus padres, quien con este tipo de seguros de salud pueden facilitarnos estos exámenes médicos y su control.

Fuente: http://www.aegon.es

Anuncios